Haz desaparecer tus muebles

DIY antes y después de unos muebles de ikea negros ¿Os ha pasado alguna vez que durante una época os gustaba un cierto color para los muebles y decoración y, al cabo de un tiempo, ese color o tono ya lo tenéis muy visto y aburrido? ¿O que os habéis mudado y los muebles que antes teníais y que tanto os convencían ya no os encajan en el estilo del nuevo lugar que vais a habitar? Pues a dos de por aquí sí, nos acaba de ocurrir, y ahora que hemos cambiado la ciudad por un pueblo de mar, unos muebles negros que antes encontrábamos elegantes ahora sólo los veíamos como obstáculos fríos, elementos que nos quitaban luz y calidez al hogar. Total… ¡que decidimos que los teníamos que pintar! Así que hoy en Tutéate compartimos el antes y después de unos muebles de salón-comedor que han pasado del negro carbón al blanco y azul claro que parecían solicitar. A ver qué os parece la transformación… 

DIY antes y después de unos muebles de comedor ikea

DIY before & after painting furniture

Como se puede observar, todos los muebles eran negros…


… las estanterías y librerías …

DIY antes y despues de unos muebles de ikea pintura madera
DIY before & after painting ikea table library

… las mesas y las sillas …

DIY antes y después transformación mesa sillas muebles pintura plastica sobre negro
DIY antes y después transformación pintar muebles salón


¿Cómo veis el cambio? Para nosotros los nuevos tonos nos resultan más relajantes y notamos mucho que hay más luminosidad. Así que, por si alguien se quiere animar a probar, a continuación dejamos los materiales que hemos utilizado y los pasos seguidos para realizar la transformación de color.

Materiales utilizados:

– Pintura plástica para todo tipo de superfícies de color blanco y de color azul claro

– Pintura de imprimación para todo tipo de superfícies

– Rodillo pequeño, cubeta y brocha

– Lija suave o papel de lija

– Cinta de carrocero

– Disolvente o aguarrás (para limpiarnos al acabar)

Pasos a seguir:

1- Primero lijamos las superficies a pintar. Lo hacemos suavemente con movimientos circulares para ayudar a una mejor adherencia de la primera capa de pintura.

 

Y al acabar de lijar, antes de ponernos a pintar, limpiamos con un trapito el polvo que haya quedado.

2- Aplicamos una primera capa de pintura. Nosotros, para el caso en que nos parecía que la superficie de un mueble a pintar sería de difícil adherencia, la primera capa de pintura la hacíamos con pintura de imprimación.

Para que la capa de pintura quede uniforme utilizamos un rodillo y sólo le damos con la brocha a los cantos y esquinas a los que no llegamos con él.

NOTA: si un mueble va a ser de más de un color, deberemos ir pintando por partes y proteger, con la cinta de carrocero, las zonas que no queramos que se pinten del color que estemos aplicando en ese determinado momento.

Al acabar, dejamos secar tantas horas como indique el fabricante de pintura.

3- Una vez está seca la primera capa de pintura, volvemos a lijar suavemente, para quitar posibles imperfecciones o gotas que hayan podido quedar, y limpiamos el polvillo de pintura con un trapo o papel.

4- Aplicamos una nueva capa de pintura (en el caso que hayamos pintado con pintura de imprimación, ahora ya es el momento de utilizar pintura de color) y repetimos este proceso tantas veces como creamos necesario. En nuestro caso, sólo fueron necesarias dos capas de pintura blanca, o dos capas de pintura azul claro, para que desapareciera el color negro anterior.

¿Cómo lo veis? ¿Os atreveríais a realizar un cambio así? ¿Nos mostráis vuestras transformaciones?

Tienda de materiales hazlo tú mismo DIY

 

 

15 Comentarios Haz desaparecer tus muebles

  1. 1
    1. 1.1
      Tutéate Team

      Jeje sí, la verdad es que llevó su tiempo (ahora visto en imágenes parece que con un chasquido de dedos cambien de un color a otro pero en realidad…) pero disfrutamos del proceso y ahora disfrutamos del resultado 🙂 (y sí sí mucho mucho más luminoso!)

      Responder
  2. 2
    Robert

    Fantástico! Vaya cambio! Es impresionante como cambia la energía sólo cambiando el color de los muebles. Eso sí, es un currazo pero a ver si nos animamos por aquí.

    Responder
    1. 2.1
      Tutéate Team

      Muchas gracias Robert 🙂 Estaría bien aprender un poco sobre feng shui o colorterapia para ver qué hemos hecho por aquí concretamente pero sí que cambia lo que transmiten los muebles de unfa forma u otra eh, sí sí!

      Responder
  3. 3
    Pángala

    Desde luego estos muebles pedían pintura a gritos, y ahora os darán besos a mogollón jejeje, magnífico cambio, genial, pero…. habeis trabajado como enanos, vaya 😉

    Responder
    1. 3.1
      Tutéate Team

      Jajaja sí, sí, sino ya les daremos besos a mogollón nosotros y los mimaremos mucho, que si se nos ensucian… volverán a cambiar de color! 😉

      Responder
  4. Pingback: Ideas decoración DIY con pintura Chalk Paint de Americana Decor

  5. 4
    LASU

    Pues sí, menudo trabajazo! es una pena porque todos esos muebles ya los venden de color blanco y hubiera sido más fácil repintarlos con la base blanca, no? y me encantaría que os hubieséis atrevido a poner cada silla de un color (yo tengo las blancas e igual me animo), de esos colores tan bonitos que hay de chalk paint 😉

    Responder
  6. 5
    Miriam

    Pues es justo en lo que andaba pensando tengo unas estanterías de ikea negras y quería ponerlas blancas para darle más luz al comedor…
    Ahora al lío…porque lleva faena 😉
    Os ha quedado muy chulo por cierto.

    Responder
  7. 6
    susana

    hola! mi salon es muy parecido al vuestro, pensaba pintar muebles en blanco pero al tener suelo de plaqueta claro tengo dudas pero podría ver alguna foto del resultado final de vuestro salón?gracias

    Responder
    1. 6.1
      Tutéate Team

      Hola Susana! Lo sentimos, ya no estamos en este piso, por lo que no podemos proporcionarte más imágenes de resultado que las que se ven en este post… Ya nos contarás qué tal tu antes y después, si te animas a pintarlos

      Responder
  8. 7
    Maria

    Menudo trabajazo!!
    Llevo tiempo pensando un cambio así. Me encanta mi salón pero estoy taaaaan cansada del negro ????polvo…marcas de manitas x todas partes…y mas polvo ???????? os ha quedao genial.
    A ver si me animo!! Merece la pena el cambio?? No se va la pintura…o se nota mucho?? Es lo q mas miedo me da…vaya a estropear los muebles…

    Responder
  9. 8
    IvanYAle

    Hola! Que buen trabajo! Ha quedado fenomenal!
    Nosotros teníamos ganas de hacer la misma tareilla con nuestra mesa Bjursta, que creo que es la misma que la tuya!.
    Estábamos viendo las pinturas y queríamos consultarte que tamaño o cantidad de pintura debemos comprar?
    Gracias!!!
    Iván y Ale.

    Responder
  10. 9
    Eva Segovia

    Trabajó espectacular, quiero hacer lo mismo con mis muebles del salón, pero quería preguntarte si se puede hacer lo mismo con pintura en spray. Muchas gracias.

    Responder
  11. 10
    Natali

    Vaya cambio!!
    Yo tengo una mesa Bjursta del mismo tamaño en el color este “Negro-Marrón”. Tiene las patas en bastante mal estado por culpa de un perro que acogimos un tiempo. Estaba pensando en tirarla pero me has dado la idea de arreglar las patas 🙂 a la mesa la tengo SIEMPRE con un hule y con sillas Henriksdal con fundas blancas. Esta mesa “absorbe” demasiada luminosidad. Os ha quedado un salón muy bonito.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *