Prepárate una botella para llevar

¿Qué prefieres, playa o montaña? Bueno, no importa… ¡Porque vayas donde vayas puedes llevarte una botella de agua en una bolsa hecha por ti!

Resulta que navegando por la red hemos encontrado este ejemplo de botellín con funda de Stormdrane’s Blog y nos hemos animado a probar nosotros mismos de hacer los pasos. Sabemos que la gente que se dedica al macramé (arte de hacer nudos con propósitos decorativos) puede conseguir bolsas portabotellas más resultonas, pero creemos que esta sencilla propuesta, que no requiere ni saber hacer complicados nudos ni perder mucho tiempo, puede ser muy útil a los aficionados como nosotros. ¿Cómo lo veis? ¿Os atrevéis con ello?

Como se puede intuir observando la base del botellín, necesitamos poco más que 4 cordeles largos y una arandela, ¿sí?

La de hoy es una red o bolsa mallada fácil y económica que incluso, si dejáramos poco espacio entre los nudos, podría servir como bolsa para la fruta u otros menesteres.

Material necesario:

– Cordel del grueso deseado

– Arandela (como la de los llaveros)

– Botella de ejemplo y tijeras

Pasos a seguir:

1- Cortar 4 trozos de cordel de unos 120 cm de largo.

2- Doblar cada cordel por la mitad, pasar la doblez por el interior de la arandela y introducir los extremos del mismo cordel por dentro del orificio formado.

Este tipo de nudo se llama nudo de alondra y al hacerlo con cada cordel alrededor de la arandela, el resultado debe parecerse al de la imagen.

3- Proceder a anudar el extremo derecho de un cordel con el extremo izquierdo del cordel contiguo.

La manera de atarlos no es más que la de dos nudos simples unidos entre sí. Primero hacemos la forma del nudo simple de uno y, cuando ya la tenemos, pasamos el otro extremo de cordel por dentro. Una vez hecho eso, ya se puede hacer también un nudo simple en este segundo extremo y apretarlos los dos.

4- Repetimos el paso anterior para anudar cada extremo derecho de cordel con el extremo izquierdo del cordel contiguo y obtenemos el primer nivel de nudos.

5- Ir prosiguiendo a anudar, con el mismo tipo de nudos simples unidos entre sí, cada extremo derecho de un lado con el extremo izquierdo del siguiente.

En nuestro ejemplo, la distancia entre nudos es muy grande, pero haciéndolos más juntos obtendríamos una estética más parecida a la de la imagen del botellín. El grosor y color del cordel, la distancia entre nudos, el número de niveles a hacer y la manera de rematar la bolsa irán al gusto de cada uno pero… ¿Verdad que es fácil la técnica?

Esperamos que os haya gustado.

 

 

7 Comentarios Prepárate una botella para llevar

  1. 1
    pepidiazfortes

    Pués si que me gusta la idea.
    Y el “perrito” de la foto no digo lo que me ha gustado, una monada!!

    Responder
  2. 2
  3. 3
    María

    Muy bueno el aprendiz de nudos. Buen fichaje.

    …y muy interesante la web. No tengo mucho tiempo de mirarla pero me encanta.

    Muchas suerte con el trabajo que realizáis.

    Responder
  4. 4
    tere hernández

    HOLA ME ENCANTO TU PUBLICACION!!! PERO NO DICE COMO REMATAR AL FINAL = ( ME GUSTARÍA MUCHO SABERLO, PODRÍAS PUBLICAR EL LINK DE DONDE LO SACASTE?O PONER LAS INSTRUCCIONES COMPLETAS?
    HERMOSOS PERRITO.
    MIL GRACIAS. SALUDOS ♥

    Responder
    1. 4.1
  5. 5
    1. 5.1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *