Regala monas de Pascua

Hoy en Tutéate damos fin a la Semana Santa con esta original mona de Pascua, ¿qué os parece?

Para quien no lo sepa, las monas de Pascua acostumbran a ser tartas, normalmente adornadas con huevos y chocolate, que los padrinos regalan a sus ahijados al final de la Semana Santa. Aquí en Tutéate, uno de nuestros colaboradores quería prepararle una sorpresa a su ahijada y todo el equipo hemos colaborado en la confección de esta espectacular casa de chucherías. Esperamos que os guste y os sirva de inspiración para las fiestas infantiles y sorpresas dulces que tengáis pensado preparar.

¿Queréis ver los pasos necesarios para realizarla?

Material necesario:

– Lámina de porexpan

– Lápiz, regla, cutter y cinta adhesiva

– Palillos

– Todo tipo de chucherías y gominolas

– Papel de aluminio (opcional)

Pasos a seguir:

1- Dibujar la estructura de la casa sobre la lámina de porexpan y recortarla.

En nuestro caso, hemos recortado 4 rectángulos de 15cm por 13 cm (dos para los laterales de la casa y dos para el tejado) y 2 figuras (para la parte frontal y trasera de la casa) de 22 cm de ancho, 13 cm de alto en la parte más baja y 20 cm de alto en el pico central.

2- Forrar las distintas partes de porexpan a utilizar. Este punto es totalmente opcional, pero asegura mayor higiene al resultado (así las chucherías no están en contacto directo con el porexpan).

3- Con la ayuda de los palillos a modo de clavos y con el soporte de la cinta adhesiva, si es necesario, construir la estructura de la casa.

En este paso, nosotros hemos aprovechado y marcado dónde queríamos que quedara la puerta y las ventanas de la casa. Se ha utilizado un marcador permanente y cubierto la marca con cinta adhesiva (para que la tinta no estuviera en contacto con las gominolas).

4- De nuevo, con la ayuda de algunos palillos más, clavar la estructura de la casa a la base de porexpan que queramos. En este caso, se ha preparado una base de porexpan cuadrada de 55 cm de lado.

Este paso podría realizarse simplemente con cinta adhesiva, pero los palillos proporcionan una fijación más fuerte y resistente a la presión que se ejercerá al clavar las chuches.

5- A partir de aquí, ir clavando, con la ayuda de los palillos, las chucherías deseadas a la estructura de porexpan. Como los palillos acostumbran a ser mucho más largos que el grosor de las golosinas, es aconsejable ir utilizando medio palillo en vez de uno entero.

Para ello, y para que no queden astillas, partimos unos cuantos palillos con la ayuda del cutter o unas tijeras. Las chucherías pueden ser todas las que uno quiera pero se recomienda comprar muchas de las comúnmente llamadas “nubes”, pues son muy útiles como base.

A continuación os dejamos unas cuantas imágenes de nuestro resultado.

¿Os animáis a probar? Como veis es muy fácil, sólo hace falta un poco de tiempo y paciencia.

Esperamos que os haya gustado.

 

 

2 Comentarios Regala monas de Pascua

  1. 1
    1. 1.1
      Tutéate Team

      ¡Muchas gracias Ana! 🙂 Llevó unas cuantas horas de “trabajo” pero valió mucho la pena. ¡A la destinataria y a su hermanito se les iluminó la cara!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *