Prepara una vajilla de cine

Hoy en Tutéate venimos con una idea que puede solucionaros algún regalo o dar un toque de alegría a vuestra cocina: hoy proponemos personalizar platos, jarras o tazas.

La propuesta de hoy, como veréis a continuación, es bien sencilla y simplemente consiste en dibujar lo que queramos (utilizando pintura para cerámica o porcelana) sobre una vajilla simple y barata. El dibujo puede ser totalmente aleatorio, al estilo de cada uno, o también se pueden utilizar plantillas, como se ha hecho en este caso. El resultado: platos, boles y tazas únicos y de diseño (¡vuestro diseño!).

Nosotros ahora vamos a aprovechar nuestro cuenco de cine para ver una buena película (con estas tortitas-palomitas light) pero antes os dejamos con los pasos necesarios para que vosotros también podáis hacerlo.


Material necesario:

– Platos o tazas de cerámica a pintar (en los bazares chinos los hay de muy baratos)

– Pintura para cerámica (hemos utilizado una que se seca al aire, pero también las hay que necesitan horno)

– Pincel, plantilla, cinta adhesiva, tijeras y papel carbón (el que se utiliza para hacer copias de facturas o albaranes)

Pasos a seguir:

1- Imprimimos el dibujo que queramos pintar sobre el plato (aquí os dejamos una plantilla para hacer a Audrey Hepburn y otra para Charles Chaplin) y recortamos un cuadrado de papel carbón del mismo tamaño.

2- Pegamos, con la ayuda de la cinta adhesiva, el papel carbón y la plantilla al plato. La cara de carbón debe ir orientada hacia el plato.

3- Reseguimos los exteriores de la plantilla con un lápiz para que éstos queden marcados sobre la superficie  a pintar.

4- Quitamos la plantilla y el papel carbón y procedemos a pintar el plato.

5- Si la pintura que hemos utilizado tiene que secarse en el horno, ahora sería el momento en el que pondríamos el plato a calentar. Como en este caso hemos utilizado una pintura cerámica que se seca al aire, lo dejamos secar unas horas y listo.

5 Comentarios Prepara una vajilla de cine

  1. 1
  2. 2
  3. 3
    pregunton

    Disculpa pero ¿esa pintura no puede causar males a la salud como la pintura convencional? bueno esque me intereso muchisimo pero no me eh atrevido por esta duda, ya sabes lo del plomo etc..

    Responder
    1. 3.1
      Tutéate Team

      Hola 🙂

      En el tutorial en cuestión hemos utilizado pintura cerámica que se seca al aire para el cuenco decorativo de la imagen, pero si te planteas pintar platos de uso habitual es mucho más recomendable utilizar pinturas cerámicas de secado al horno. Este segundo tipo de pintura es más difícil que se desprenda y, por lo tanto, es más improbable que la ingiramos.

      Para más información, te copiamos un fragmento más aclaratorio del consultorio de expertos de bricotodo:

      “Los esmaltes cerámicos son tóxicos en general. Lo que ocurre es que la toxicidad se puede producir si se desprende el esmalte y lo ingerimos, no por simple contacto con los alimentos. Por tanto, si el esmalte cerámico es en frío, solo es aconsejable para piezas de adorno, principalmente porque al meterlo en el lavaplatos se desprenderá en poco tiempo. Si el esmalte es en caliente (al horno) no hay problema para utilizarlo en piezas para uso alimentario y de hecho es como están hechas todas las vajillas esmaltadas.”

      Esperamos haberte sido de ayuda y te agradecemos mucho la pregunta.

      Responder
  4. Pingback: Pinta y personaliza tazas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *