Encuentra tu flor de loto

Hoy en Tutéate mostramos cómo hacer otro precioso broche en forma de flor, más simple y rápido de elaborar que el anterior, pero no por ello menos atractivo a la vista. Con un poco de imaginación, este broche representa a la flor de loto, la flor que ha maravillado a multitud de civilizaciones a lo largo de la historia y a la que se le han atribuido infinidad de características positivas (belleza, perfección, longevidad,…). Como cuando hacemos un regalo a alguien lo que queremos es justamente desearle a esta persona lo mejor, en Tutéate creemos que éste podría ser un buen regalo para más de una ocasión, tanto en forma de broche como de llavero, móvil decorativo, imán,… ¿Quién se anima a probar?

Material necesario:

– Tela del color o estampado deseado (para los pétalos)

– Patrón circular (en el ejemplo se ha utilizado un vaso de agua)

– Tijeras, hilo y aguja

– Botón para el acabado

– Aguja para broche

– Alfileres (opcional)

 

Pasos a seguir:

1- Colocamos la tela del revés, marcamos en ella 6 círculos con el patrón que tengamos y, a continuación, los recortamos.

2- Una vez recortados los 6 círculos de tela, un buen consejo (aunque es un paso opcional) es plancharlos. Recién planchados son más fáciles de manipular y el resultado final será mejor. En este ejemplo en cuestión no nos hemos complicado mucho: hemos puesto una toalla encima de la mesa y pasado un momento la plancha, calentada sin agua.

3- Una vez aquí, preparamos los círculos para convertirse en pétalos doblándolos por la mitad, y luego por la mitad de la mitad.

4- Cuando ya tenemos los 6 círculos doblados en cuartos sólo queda doblar, como si fuera un acordeón, la parte redondeada, y pasarle la aguja con hilo. En la imagen que mostramos a continuación puede observarse el cuarto de círculo con la parte redondeada doblada múltiples veces y aguantada con un alfiler. ¿Verdad que ya empieza a parecer un pétalo?

Aquí ya se le ha pasado la aguja con el hilo al primer pétalo y procedemos a hacer lo mismo con el siguiente:

Se aconseja, en cada pétalo, realizar pliegues simétricos respecto al centro del pétalo (hacer los mismos a la derecha y izquierda del pétalo). Para un mejor acabado de la flor, todos los pétalos deberían tener el mismo número de pliegues.

5- Cuando ya hemos pasado hilo y aguja por los 6 pétalos, los comprimimos todos hacia el principio (el hilo tiene un nudo ahí), para que queden todos bien arrugados por igual. Para cerrar el círculo, volvemos a pasar hilo y aguja por el primer pétalo y, para que no se deshaga la flor, hacemos un nudo en este otro extremo del hilo cuando ya tenemos los pétalos con la anchura deseada.

6- Finalmente, para rematar, cosemos un botón en el centro de la flor y la aguja-broche en el lado contrario.

Y… ¡Listo para regalar o llevar! Esperamos que os haya gustado.

 

 

3 Comentarios Encuentra tu flor de loto

  1. 1
  2. 2
    1. 2.1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *